Intercambios de pareja, el placer en buena compañía

Intercambios de pareja

Los intercambios de pareja son una realidad de la que muchas personas disfrutan sin miedo al rechazo o calificativos poco acertados.

Los swingers o parejas liberales son personas que incluyen en su estilo de vida el disfrute con otras personas de manera consentida. Los intercambios de pareja no hay que confundirlos con la bigamia o poligamia, conceptos más unidos al matrimonio del hombre con varias mujeres, sino como una elección de libertad en el que la pareja consiente mutuamente relaciones con otras personas o parejas.

Los intercambios de pareja se asentaron en España en los años 80, pero no ha sido hasta finales del siglo XX cuando ha tenido una aceptación social generalizada, sobre todo por la visibilidad que ha tenido en los últimos años. Desde la antigua Grecia los encuentros entre varias personas han estado al orden del día, pero nunca con tanta naturalidad como hoy en día.

Intercambios de pareja, lo que debes saber

Los encuentros de pareja tiene una serie de reglas y límites que son muy importantes y no deben sobrepasarse, porque asegurar la comodidad y el respeto mutuo es clave para que las parejas liberales puedan disfrutar plenamente:

  • Las reglas básicas son respeto, higiene y discreción.
  • Un intercambio de pareja solo se produce bajo el acuerdo de ambos.
  • Se deben marcar unas reglas y límites previos para evitar situaciones incómodas.
  • Ambos deben estar presentes con otro swinger o pareja.
  • No se justifican las negativas, y deben ser respetadas con celo.
  • Como norma general, se impide el implicación emocional con los compañeros

Buscar parejas para parejas es quizás la parte más delicada… atreverse a dar el paso hacia un club de encuentros de pareja suele resultar vergonzoso por le miedo a no saber qué vas a encontrar. Por eso es tan importante que las parejas tengan muy claro que quieren disfrutar juntos de una nueva experiencia que puede ayudar a reforzar su relación o, por el contrario, acabar con ella si no es lo suficientemente fuerte y se va con una idea equivocada. ¡Ah! y no olvides llevar lencería sugerente para causar buena impresión ;).

Mujeres, hombres y viceversa

Las actividades en los intercambios de pareja, además del principal cambio de pareja o compañero de cama, incluyen el ser observado por un tercero mientras se mantienen relaciones con una tercera o cuarta persona y observar a otras parejas mientras mantienen encuentros íntimos.

Cuando se toma la iniciativa para cambiar de pareja, lo habitual es hacerlo en un club de intercambio de pareja (más de 100 en España) ya que el domicilio particular suele resultar excesivamente personal para la primera vez, y no ofrece tanta seguridad como en un club, ya que generalmente en él se conocen y lo que ocurra de puertas para adentro allí se queda.

En Europa suele ser habitual el contacto físico mediante caricias para solicitar entrar en en el juego: si se aparta la mano o se hace caso omiso se debe respetar la decisión y no insistir. En Estados Unidos, por el contrario, este comportamiento se considera inadecuado, por lo que se debe pedir permiso antes de nada.

Algunos clubes de cambio de pareja aceptan a personas solteras, pero no suele ser muy común, ya que la práctica del intercambio debe incluir siempre como mínimo a dos parejas. De esta manera se evita la posibilidad de que aparezcan celos o el temor a que separen parejas.

¿Habéis practicado alguna vez intercambios de pareja?, ¿os animaríais a cambiar vuestra pareja para hacer realidad vuestras fantasías? ¡Compartid vuestras experiencias en los comentarios!

Footer-Blog-600px

Deja un comentario